Consejos para usar cinturones angostos

Hay accesorios que aunque parezcan secundarios pueden darle el toque justo para hacerte lucir trendy, femenina, o como es el caso de este post, estilizarte.

Los cinturones angostos por lo general no tienen la función de sujetar tus jeans o asegurarlos con mucha fuerza a tu cadera. Son más útiles para dar mejor contorno a tu cintura y no dejar que el talle se vea recto y sin forma.

Por eso son muy apropiados para suéteres, cardigans y boleros de textiles gruesos que a veces no atienden mucho necesidades estilísticas de moda. El suéter de la imagen, por ejemplo, no es un diseño muy dinámico, pero es funcional en el sentido de que es cálido y cubre lo suficiente (brazos, pecho y espalda) del frío.

Para añadirle estilo, un cinturón ancho pudo haber resultado muy burdo o incómodo. El cinturón delgado con el que se modela, sin en cambio, le da un contorno mucho más atractivo a la figura.

También puedes llevarlos con vestidos asimétricos, ya que en el afán de dinamizar el corte de la prenda, pierden atención en la cintura, la cual preocupa a muchas chicas.

Si quieres hacerlo combinar, elige calzado y/o bolso del mismo color que el cinturón angosto que incorpores a tu outfit.

Foto: net-a-porter