Lo Retro y Moderno aplicado al baño

Cómo decorar un baño antiguo

En otras épocas, los baños no eran como lo que son hoy en día, donde el lujo y el confort sobresalen en su mayoría en casi todos los materiales, que se le aplican.

Decora con estilo moderno a tu antiguo baño

Para aquellos baños de época que aún se conservan en buenas condiciones, sus botiquines espejados, los lavabos encastrados sobre columnas y sus delicados cerámicos vitrificados, como así también esos antiguos suelos de granito, los que alguna vez fueron estrellas de la decoración, para realizar una reforma no tenemos porque deshacernos de ellos, podemos modernizarlo dentro de nuestras posibilidades, con detalles de pintura o accesorios metálicos , que den ese pequeño toque de modernidad.

En otros tiempos los colores estridentes de la cerámica que se usaba para revestir los baños, hacía furor, una recomendación, para no cambiarla, podría ser pintar las paredes del mismo color que la cerámica, integrando una unificación de color en el ambiente, o por el contrario, valernos de la bicromía de la cerámica para dar detalles en esa gama sobre las paredes, aprovechando así los efectos que nos permite otorgar el color.

Decoración de baños retro modernos

Otro detalle para que el baño no pierda su estilo retro, es colocar una muy buena cortina con detalles floridos y geométricos.

Por el contrario, si lo que queremos es resaltar un toque de modernidad mezclando estilos,valernos de detalles metálicos, y pequeñas aplicaciones en vidrio, que nos permitirán conseguir un ambiente despejado y moderno.

Hay que evitar el error de sobrecargar nuestro baño retro con objetos o accesorios de decoración. Cargar los espacio no es bueno, buscamos un equilibrio estético.

No nos vamos a engañar, el objeto de este estilo es mostrar nuestro baño, exhibir nuestro diseño baño. La tendencia es totalmente contraria al minimalismo que defiende espacios prescindiendo totalmente de objetos y accesorios baño, puede llegar a ser un tanto frío el minimalismo.

Lo retro lleva como añadido marcos clásicos, pinturas antiguas, madera desgastada, grifería antigua, complementos de otras épocas.

Los colores claros y naturales en el mobiliario son una opción. Los blancos, grises y beige dan sensación de calidez y frescura y son bastante fléxibles a la hora de combinar con otros colores.