Cómo hacer un tablero de notas

cómo hacer un tablero de notas

Un memo, es un práctico tablero para ayudar a la memoria, que no puede faltar en ningún escritorio, y que además puede resultar muy decorativo, para colocarlo en esa estancia de la casa, donde tenemos nuestra oficina.

Decora el corcho de tu habitación

Colocar un tablero de notas  en el espacio dedicado a nuestra zona de trabajo o estudio es de lo más práctico y funcional. Pero esto no es todo, resulta una idea de lo más decorativa que permitirá archivar todo tipo de nota, recordatorio o compromiso, para guardar o mostrar imágenes, tarjetas, recibos, folletos y otras informaciones importantes.

Los tableros son fáciles de hacer y añaden color y realzan el atractivo de la pared de un dormitorio normal. Aunque estos tableros se encuentran comercialmente disponibles en una variedad de formas, tamaños y estilos, hacerlo tú mismo te ahorrará costos excesivos y te permitirá personalizarlo con detalles decorativos que combinen con el tema o esquema de colores de tu dormitorio.

Cómo hacer un tablero de notas

Para realizarlo debemos utilizar los siguientes materiales:

  • Una base de fibrofácil.
  • Varillas de madera.
  • Plancha de corcho.
  • Liencillo o telas a elección.
  • Adhesivo de contacto.

El proceso es muy simple así que manos a la obra.

Como primer paso tomaremos la medida de la base de fibrofácil, tanto el alto como el ancho, y la trasladaremos sobre el corcho, se recomienda preferir una medida acorde para que no resalte ni pase desapercibido sobre el escritorio.

Antes de recortar las medidas sobre la plancha de corcho, debemos quitar las medidas de las varillas de madera y luego cortar. Una vez obtenida la plancha de corcho, debemos adherirla a la plancha de fibrofácil utilizando el adhesivo de contacto, ésto debe realizarse en un lugar aireado y siguiendo las instrucciones del adhesivo que se haya elegido cuidadosamente. Lo debemos dejar secar bien.

Una vez seco, sobre el liencillo debemos recortar una base del mismo tamaño que la del fibrofácil que hemos elegido, colocar adhesivo en sus bordes y trasladar sobre la plancha de corcho y fibrofácil ya secas, cuidadosamente para que no se formen pliegues.

Por último hay que colocar las varillas de madera, colocar un ganchito en la parte posterior para poder colgar nuestro accesorio en el lugar que mejor nos parezca.

Se lo puede adaptar y pintar para que se conjugue con el resto de la decoración o elegir estampados que hagan juego con el resto del decorado, el límite como siempre decimos está en la imaginación.