Qué mirar al comprar un sujetador

El comprar un sujetador o sostén puede ser una de las cosas más difíciles en el atuendo femenino y no sólo porque existen muchos modelos entre los cuales es bastante complicado elegir, sino porque para cada clase de cuerpo y de pecho existen características especiales que se deben aplicar. Así que por eso a continuación te explico algunos consejos para comprar un sujetador.

Comprar un sujetador dependiendo tu cuerpo

Si tienes una figura y un tamaño de pechos ni muy grande ni muy pequeño, comprar un sujetador que ya tenga la forma moldeada es la mejor opción, incluso si lo que quieres no es aumentar el tamaño de ellos. Y esto es porque las copas de materiales pre-formados ya te brindan la forma y el apoyo, sin que le des un mayor volumen a esta parte del cuerpo lo que es bueno para los senos de tamaño promedio.

Cuando la clase de pechos que tienes son grandes más rellenos, te recomiendo confiar en un sujetador de resortes anchos para que tengas una buena apariencia, no muy grande, y un apoyo extra. Asegúrate de que la varilla quede apoyada en su parte baja completamente en el esternón mientras que la parte de arriba debe llegar a la parte baja de la axila.

La cinta que te rodea el cuerpo debe ser rígida para que así tengas un poco más de apoyo en los pechos y los resortes que pasan por encima de tus hombros deben ser anchos y que no estiren tanto tampoco. Si tu ves que la varilla te talla, no soporta bien tu pecho o que tus pechos no caben bien en la copa, escoge una talla más, así estarás segura de que vas a tener el apoyo necesario.