Equilibrio entre lo informal y lo elegante

Si eres de los que piensa que ambas tendencias están divorciadas, tal vez puedas obtener ciertos datos útiles para tus atuendos en este post.

La tendencia a lo informal incluye los pantalones desteñidos, las prendas de denim, con cortes de novio, el estilo baggy u holgado, los estampados alocados y juveniles que pueden tender a su ves al street style, los zapatos de piso y las prendas con características de ropa deportiva, como las t-shirt.

Por su parte, el look elegante presta más atención a los cortes femeninos, las costuras sin deshilachados, los textiles delgados y de caída delicada, los zapatos de tacón, los pliegues armónicos de las prendas y la joyería sofisticada.

Un gran estilo para lucir chic, juvenil, atractiva y actual, es la de hacer converger ambos estilos en un solo outfit. Es lo logrado en los que apreciamos en la fotografía: en el atuendo de la izquierda, la camiseta color gris, que tiende a lo casual, se acompaña con un foulard estampado muy elegante, mientras que los pantalones cortes, aun cuando tienen un corte formal, su longitud los hace más relajados. Ante tal combinación, es posible añadir calzado de tacón, flats e incluso zapatillas deportivas femeninas.

Foto: Silje’s fashion