Cómo lucir joyas grandes

joyas grandes

Cuando se viste una blusa especialmente escotada, es una buena oportunidad de usar un collar grueso, frondoso, y/o conformado por formas y piezas intrincadas y de diversa textura.

El riesgo más común es el de caer en la exageración si no se sabe combinar el estilo de la joyería con el del resto del atuendo, o cuando se añaden más accesorios que sesgan la belleza de los otros.

Es importante lograr un equilibrio entre la sofisticación y la sencillez, justo en eso se refleja el buen gusto.

Cuando se desee usar un par de pendientes largos y llamativos, por ejemplo, sería inoportuno usar una headband de aparatosa o un turbante que se corone con un moño grande, y además una gargantilla corta y de esferas gruesas. De ser así, por más que los tres accesorios sean hermosos, ninguno lucirá plenamente, sino que se integrarán para conformar una sola imagen estrafalaria y de exceso.

Usar brazaletes grandes es un estilo muy actual que no es muy difícil de lucir correctamente: si se desea llevar varios de ello, incluso anchos y gruesos, basta con colocarlos en una sola mano, mientras que en la otra se puede colocar un anillo con alguna incrustación llamativa para completar el estilo de la joyería del look atinadamente.

Foto: el estilo importa