Cómo añadirle un poco de color a nuestra apariencia

colores brillantes

El color es algo que falta en muchos guardarropas y es una lástima porque el color adecuado y en el tono adecuado puede hacer maravillas con nuestro tono de piel, color de cabello y apariencia en general. Y aunque la idea no es que parezcas un payaso ni que te pongas todos los colores que encuentres.

Algunos consejos para añadir color a tu apariencia son:

  • Empieza por algo pequeño y de ahí sigues trabajando: Si usualmente no vistes muchas prendas de color, no te lances de cabeza utilizando todo lo de colores brillantes que encuentres. Si empiezas así, lo más posible es que acabes odiando los colores y vuelvas a los tonos de antes. Es mejor empezar con una pieza de color.
  • Cambia el negro básico por otras clases de colores neutros: Sin duda el color negro es indispensable en cualquier guardarropa y es la base para cualquier apariencia básica. Pero no pienses en ese color como el que te ayudará a combinar todo lo demás, para eso también existen otros tonos como el azul náutico, el gris y el marrón.
  • Escoge colores que funcionen con tu piel y tu cabello: Normalmente sabemos los tonos que van mejor con nuestra piel y cabello, pero si no, sólo debes preguntar a un experto o probar diferentes tonos frente a un espejo y con la ayuda de alguien más. Ya cuando sepas los colores, será cien por ciento más fácil vestirlos sin miedo.
  • Viste zapatos de colores neón: Son los favoritos de muchas mujeres en la actualidad. Lo fabuloso de los zapatos de colores brillantes es que iluminan cualquier apariencia, por más aburrida que sea y siempre sobresalen entre la multitud. Zapatos rojos con un vestido negro o unos rosa con un par de jeans y una blusa son algunas de las miles de opciones.
  • Añade una cartera brillante: Los bolsos de colores brillantes están a la moda y son una forma fácil de añadir más color a tu apariencia. Las carteras negras y marrones son las más populares porque se tiene la creencia de que van con todo, pero las brillantes también son versátiles. La clave está en escoger un tono que vaya acorde con prendas de tu guardarropa, por ejemplo una azul cobalto puede ir perfectamente con colores como el gris y el lavanda.

Foto: Wonderlane