Mascarilla casera para la piel normal

Mascarilla casera como aplicar

La piel normal también requiere nutrientes y cuidados  específicos, aunque por su textura resulte menos complicada de mantener que la piel grasa y la piel seca, necesita también la aplicación de una mascarilla casera que le provea lo  que necesita para lucir saludable y tener la luminosidad natural que sólo una piel bien cuidada puede tener, y que quizá los mejores productos de belleza no le aporten tanto como un producto natural como la papaya.

A la papaya se le reconocen propiedades importantes en la hidratación y nutrición de la piel, así como claro, las cualidades nutritivas y de salud para el cuerpo. Una mascarilla casera de papaya, aplicada a la piel del rostro una vez por semana ayuda a darle esa sensación de frescura, esa hidratación que evita las arrugas fácilmente. Para prepararla, basta con poner en la licuadora un poco de papaya y unas gotas de miel, logrando una consistencia cremosa, que aplicada a la piel se deja estar durante media hora y luego se lava con abundante agua fría.

Es importante tener en cuenta que esta mascarilla casera para la piel normal, surte sus mejores efectos al hacerla por la noche ya que la piel recibirá mejor los nutrientes que aporta y un truco importante es que al retirarla del rostro y lavarlo con agua, no se debe secar sino dejar que la piel absorba con el agua todo lo posible sus ricos nutrientes y se nutra y embellezca mientras duermes. Constancia es el secreto clave para la belleza, hacerla parte de tu rutina se traducirá en hermosos resultados.