Pasarela Otoño / Invierno 2010 / 2011 de Dior

Lejos de la opacidad que muchas firmas de moda presentan en sus colecciones de la segunda mitad del año, Dior sorprendió con una serie de diseños que, sin olvidar el color negro, destacan por ser luminosos.

En la pasarela Otoño / Invierno 2010 / 2011 de Dior destacaron los vestidos volumétricos. La extravagancia de sus capas residió en la mezcla de diferentes tela de las faldas. Textiles ríspidos, lisos y sedosos se conjugaban en una sola prenda para desafiar la caída natural de la tela y dar un efecto frondoso y elegante. Por otro lado, los colores fueron emotivos en la medida en que contrastaron la constante del color negro (en ocasiones predominante del diseño) con partes de colores muy brillantes como el amarillo canario y el rosa chicle.

Parecía que los adornos de la pasarela añoraban la alegría de la temporada pasada, porque dejaban lucir enormes flores y tallos que casi promovían la tendencia neón y primaveral.

Tal vez el único elemento predecible fue el uso del color negro y el maquillaje gótico, porque el resto de los colores fueron muy vivos. El gris fue minoritario. El calzado se mantuvo igualmente llamativo, en colores como naranja, amarillo y hielo.

Foto: El blog de moda