La Moda Callejera

Personas caminando por la calle

La moda callejera se impone cada vez más para satisfacer dos grandes necesidades de la rutina diaria: comodidad y buena apariencia.

Cómoda y femenina

Las faldas son una prenda indispensable en la moda de calle, compitiendo a la par con el versátil jean. Predominan las faldas a la rodilla, ya sea en corte tipo A o en tubo, y las faldas hindúes hasta los tobillos.

Para los jeans y pantalones de otros materiales, las blusas extra largas son el acompañante perfecto. Favorecen cualquier tipo de cuerpo y «visten» hasta en las ocasiones más informales.

Accesorios llamativos

La moda de los maxi accesorios fue inspirada precisamente en la calle. La mujer de hoy demanda bolsos grandes en los que pueda llevar todo lo que necesita, y prendas llamativas que le permitan dar un toque único a vestuarios informales y sencillos.

Unos pantalones y una blusa cualquiera cobran estilo propio con una gran pulsera, unos zarcillos en tonos fuertes, bolso grande y gafas de sol de buen tamaño, que protejan la delicada piel del ojo de los agresivos rayos solares.

Las sandalias tipo flat son el calzado ideal si quieres caminar todo el día y sentirte cómoda con cada paso. Si eres un poco pequeña y no quieres pasar desapercibida, puedes optar por las dóciles plataformas.

Recuerda que la moda de calle la impone, precisamente, la calle. Las únicas normas son comodidad y buen gusto. El resto lo pones tú.

Foto:  james.