Sarah Jessica Parker en la portada de Harper’s Bazaar

Pensar en Sarah Jessica Parker es pensar en Sex and the City, y pensar en la serie es pensar en moda. Por eso no nos sorprende que la actriz esté de nuevo en la portada de una revista especializada, luciendo modelos capaces de hacernos suspirar. Durante la sesión de fotos de la edición marzo 2009 de Harper’s Bazaar, Sarah habla sobre su concepción de la moda.

Ella se codea con Óscar de la Renta y Karl Lagerfeld, usa prendas confeccionadas por Balmain, Nina Ricci y Chanel. Es un punto de referencia y los diseñadores han llegado a crear piezas inspiradas en ella. Sin embargo, Sarah Jessica Parker asegura que su interés en la moda no es tan profundo y apasionado como el de la personaje Carrie Bradshaw.

La declaración podría decepcionar a algunos, entre los que me cuento, pero no tendría por qué estar alejada. Estamos acostumbrados a ver a Sarah interpretando una personaje encantadora, que ha conquistado el corazón de televidentes y diseñadores. Pero Sarah no es Carrie.

Aunque se declara no apasionada, la actriz habla con soltura sobre moda durante su entrevista con Harper’s Baazar, elogia el vestido de Balmain con el que asistió al ballet el otoño pasado y califica, indirectamente, de incómodo un modelo de Alexander McQueen. Y, para ser convincente con sus declaraciones, asiste a la entrevista usando botas Uggs.

¿Cuál será la verdadera pasión de la Parker? Espero sinceramente que tenga que ver con la literatura, con el cine o con el arte. Si la moda le parece frívola, será porque sus empeños pertenecen a esferas más elevadas.