Estar preparada en el día de tu boda

Preparate para el día de tu boda

Al llegar ya el día de la boda, debes estar más que preparada para todo lo que debes hacer ese día, así que no te estreses porque seguramente ya lo tienes todo bajo control. La noche anterior intenta dormir todo lo que puedas, así ese día no tendrás esa apariencia cansada y con bolsas debajo de los ojos que suele presentarse por la falta de sueño.

Un excelente truco, que seguramente habrás visto en algunas películas, es hacer un poco de ejercicio antes de ponerte el vestido. Así que debes hacer diez minutos de lagartijas y otros ejercicios de brazos con lo que la sangre irá hacia tus brazos haciéndolos lucir tonificados y duros, que es lo que se quiere en ese día, en especial porque ahora la mayoría de vestidos no tienen mangas.

Sin importar lo que tu maquilladora te diga, la idea que es luzcas como tu misma no como una versión en muñeca de lo que eres. Así que haz que el maquillaje y el cabello estén arreglados lo más simple y natural posible. Porque en el futuro no quieres mirar las fotos y arrepentirte de como luces ese día. Y para que te mantengas centrada y tranquila, quince minutos antes de la ceremonia intenta hacer un poco de meditación.

Otro truco muy importante es que comas, en especial proteínas, así no sólo mantendrás unos buenos niveles de energía hasta que llegue la noche y puedas disfrutar y bailar todo el día, sino que también evitará que la champaña, y cualquier otra copa de alcohol, de te suba rápidamente a la cabeza y que así evites acabar en boca de todos como la novia que no puede beber un poco de alcohol.

Foto: meaduva