No a la rutina en la pareja

distraccion pareja

A todas las parejas les cuesta no caer en repetir siempre, una y otra vez los mismos rituales, uno de los pilares de una pareja estable es justamente lo contrario. La pareja debe ser activa y con proyectos para poder lograr un fuerte vínculo de compañerismo, basado en la intimidad, donde no hay lugar para egoísmo ni competencias, que muchas veces suelen hacernos rutinarios.

Todo esto debe suceder, en un marco de igualdad, en el que ninguno debe perder su autonomía ni mucho menos su identidad. Es necesario usar el humor y la risa para poner las cosas en perspectiva y evitar el aburrimiento y aislarse, perdiendo contacto con el compañero.

La rutina, muchas veces nos hace ver las cosas de forma distorsionada. Cuando tenemos algo y nos acostumbramos a ello, percibimos principalmente los defectos y lo que falta, pero cuando lo perdemos, minimizamos los problemas y lo extrañamos. Por eso un buen ejercicio para fortalecer la pareja, es imaginar de vez en cuando lo que perderíamos si él o ella no estuviera con nosotros.

Entonces todos aquellos valores que nos enamoraron desde un principio salen a flote, y a la hora de ponerlos en la balanza seguramente pesan mucho más que los defectos. La pareja debe salir, divertirse, compartir vivencias, ya que de ello se nutre su intimidad, y no hacer siempre lo mismo, que solamente nos aleja de aquello que más queremos.

Foto: oddsock