Faldas esponjadas y elegantes

Como derivadas del mundo de moda colonial, es la tendencia de estas faldas llegó en otoño para quedarse e influir en los diseños de prendas para todo el año.

En pasarelas y campañas las faldas cortas y minifaldas esponjadas han demostrado su capacidad de explotar dentro de su estilo, las piernas y cintura de quien las lleva.

Hemos visto ya que tuvieron lugar protagónico en las colecciones y las propuestas de closet de polyvore.com, net-a-porter.com, vogue.es, etcétera. Un ejemplo emblemático fue el de la aplaudida imagen de Emma Watson en Teen Vogue, cuyas faldas volumétricas y de textiles elegantes y ultra femeninos, eran la pieza clave de la sofisticación y decoración de varios outfits.

Por no ser entalladas, estas faldas volumétricas no hacen que las caderas y la parte superior de las piernas. Aun así, hacen un buen trabajo al ajustarse a la cintura, e incluso tienen el plus de promover una oferta de elegancia y sensualidad que toma en cuenta cierto recato.

Quizá uno de los requisitos para mantener esta idea, es la de llevar pantimedias o leggings con las faldas en cuestión. Con ello, el calzado ha de ser cerrado, evitando peep-toe y sandalias.

Foto: el estilo importa