Cuidados para pieles deshidratadas y secas

Cuidados para pieles deshidratadas

La piel seca o deshidratada puede presentarse en cualquier etapa de la vida, las mujeres debido a los diferentes cambios hormonales que pasamos, a veces padecemos éste tipo de manifestaciones aisladas.

Son procesos que constituyen parte de los efectos naturales del paso de los años, sobre todo cuando comenzamos a notar un envejecimiento biológico que se acentúa mucho más en la menopausia.

Cómo tratar pieles deshidratadas y secas

Para tratar la piel deshidratada o seca, es necesario realizarle una correcta limpieza sin agredirla, deben realizarse cuidados de lavados especiales y posteriores humectaciones e hidrataciones adecuadas.

La limpieza sin agresión se puede llevar a cabo con jabones comunes a diario y con agua tibia, para realizar exfoliaciones puede utilizar esponjas naturales o cepillos que  no son lo mismo que exfoliarse con productos abrasivos, pero recordemos que debemos cuidar la piel hasta devolverle su hidratación natural. Luego del lavado hay que secar cuidadosamente y humectar.

La humectación es mejor realizarla luego del baño y ayudar con cremas hidratantes para restablecer la pérdida de agua que está padeciendo la piel (lípidos y humectantes naturales) para retenerla en ella.

Hay muchos tratamientos en el mercado que además de hidratar nos ayudan a retener agua en la piel, por lo tanto no dejes de consultar cual es el más recomendado para vuestro caso.