Trucos para imprevistos de belleza

emergencias belleza

Trucos de belleza

Una emergencia de belleza es algo que nos altera el día a las mujeres, así seamos de las que menos se preocupan por su apariencia física. Sin embargo, que se nos parta una uña muy abajo, que se nos acabe el lápiz labial o que se nos acabe la crema que nos aplicamos en las manos muchas veces parece una catástrofe. Pero existen trucos para hacer que todo esto mejore y no nos arruine el día.

Si se te parte una uña, para evitar que se te enrede con todo, puedes rebajarla con bloque de lija, en vez de una lima para las uñas. Pero si en realidad no tienes nada a mano y estás lejos de casa o de alguna tienda, puedes utilizar la parte en donde se encienden los fósforos. Sin embargo, lo tienes que hacer con delicadeza y suavemente, porque podrías mancharte la uña con el color que tiene esta parte de la caja. Si la uña está sólo rota por un lado, puedes ponerle una gota de pegante para uñas postizas o de pegante líquido, que mantiene tu uña en su lugar hasta que llegues a casa o a donde una manicurista experta.

Cuando se te acaba el lápiz labial puedes recurrir de urgencia a los polvos o crema del rubor o colorete, poniéndolo con suaves golpes con el dedo para crear una apariencia sensual. Para que tengas una apariencia más cremosa en los labios, puedes poner encima un brillo transparente o una crema de labios sin color. Pero esto también funciona al revés, porque cuando se te acabe el rubor o el colorete también puedes usar tu labial para darle color a las mejillas, teniendo en cuenta que este tiene mucho más pigmento, así que es mejor que empieces de a poco y encima puedes ponerte un poco de loción hidratante para que se vea mejor.

La crema para la cutícula es algo que mantiene alrededor de las uñas hidratado y suave, pero cuando se nos acabe no hay mucho problema. Sólo tienes que utilizar en su lugar aceite de bebé, aceite de oliva o vaselina, y masajeas bien las cutículas, porque la idea principal del producto es que te pongas algo aceitoso allí para mantener la hidratación.

Foto: kodomut