Incluir a los niños en los planes de emergencia (Parte I)

emergencia familia
En la actualidad debemos prestar mucha atención a la seguridad de nuestras familias y en aplicar todo lo que sea necesario para asegurarnos de que todos estén bien incluso en casos de emergencia. Por lo que es bueno que en tu familia, incluyendo los más pequeños, estén preparados e informados acerca de los riesgos que existen en la región en la que vivimos, por lo que lo primero que tenemos que hacer es investigar si la zona en la que estamos está propensa a terremotos, inundaciones, huracanes o tornados.

En lugar de intentar proteger a tu pequeño hijo de las conversaciones sobre aquellas emergencias que pueden suceder y los pasos que se deben seguir para su preparación. A tu pequeño desde que sepa hablar y caminar, lo debes preparar enseñándole los números telefónicos de emergencia, las personas a contactar, las ocasiones en las que debe llamar al número de emergencia y los lugares en los que se pueda encontrar contigo en caso de que el hogar sea afectado por algún fenómeno.

Uno de los primeros planes de emergencia es que hagas un plan que les permita a ti y a tu familia salir de su casa o apartamento rápidamente en caso de una emergencia. También deben acordar un punto de encuentro cerca a la vivienda, como el árbol en la siguiente manzana o buzón de correo de la plazoleta, para que así en caso de fuego, de un terremoto o de una inundación no tengan que estarse buscando desesperadamente en medio del caos.

También debes asegurarte de acordar un lugar de encuentro si todos se encuentran fuera de casa, cuando por ejemplo tu estés en el trabajo y tu hijo en la guardería, asegurándote que sus profesores sepan el número al que contactarte o en su defecto el lugar a donde tu hijo debe llegar, por ejemplo donde su abuela, en caso de que pase una emergencia. Procura siempre llevar un teléfono móvil y en caso de que lo creas conveniente uno de esos pequeños para tu hijo.

Foto: quinn.anya