Cómo mantener definido el arco de las cejas

arco de las cejas

Una parte que siempre queremos lucir de una forma estilizada y hermosa son nuestras cejas, aunque algunas veces nos resulta un poco difícil y nos toma mucho trabajo tenerlas de la forma como las deseamos.

Una buena idea es hacer que un experto en darle forma a las cejas te ayude a darles un arco como el que quieres y desde allí es más fácil conservarlas con esa forma en casa.

Definir el arco de las cejas

Posiblemente el método más común para mantener la forma de tus cejas es depilándolas con unas pinzas o un depilador, en general porque es el método más económico y saca las cejas desde la raíz lo que hace que el arco mantenga su forma y se vea bonito. La única desventaja es que requiere mucha precisión y el arco puede perder la forma si sacas más cejas de las que debes.

También está la depilación con hilos que es una técnica muy antigua que viene de Asia y del Oriente Próximo, en el que un experto enrolla hilos juntos y así hala y saca las cejas que quedan entre ellos. Este método es barato y mucho mejor porque a diferencia de las pinzas saca varios pelos al mismo tiempo. Sin embargo, algunas personas piensan que puede ser poco higiénico ya que un lado de estos hilos se sostiene con la boca del que te depila y las personas que en realidad lo hacen bien son muy pocas.

Otro método es la depilación con cera que es económica y rápida porque saca varios vellos desde la raíz al mismo tiempo. Los problemas de este método es que se tiene menos control que con las pinzas y así son mayores los errores. Además la cera puede ser muy problemática si tienes la piel sensible o utilizas cremas basadas en retinol, porque la piel con ellas se vuelve frágil y se puede pelar fácilmente.

La electrólisis también se ha vuelto muy popular, aunque su costo es un poco más elevado, y es en el que un técnico te inserta un pequeño tubo de metal en cada folículo que envía corriente eléctrica que, después de varias sesiones, destruye la raíz por completo. El problema es que usualmente las cejas de van volviendo delgadas a medida que se va envejeciendo, así que podrías terminar con muy pocas cejas al pasar de los años.