Estilo de vestidos con caracola

vestidos con caracolas

Ya hemos visto en el diseño de vestidos para novia, el corte tipo caracola, por elegante, ornamental y llamativo, figura entre los predilectos.

Eso se debe entre otras cosas a que la sencillez del color blanco requiere de holanes y plisado que realcen la prenda y sobretodo sus extremos: el escote y el borde inferior de la falda. Para este último, las orlas que forman la caracola adornan la caía de la falda y hacen que tenga un «final» más sofisticado que la bastilla común y corriente.

Otra de sus ventajas es la de dotar a las piernas de mayor dinamismo, ya que simulan mayor movimiento al dar el paso y por lo tanto, un toque de sensualidad al caminar.

A propósito de dicha circunstancia, los vestidos largos que se visten en los danzas típicas de flamenco o simplemente cuando se lleva un atuendo alusivo a ello, la caracola es muy característica no solo en líneas rectas, si no adornando en distintas direcciones o capas la zona inferior del vestido.

Por ello, es un estilo oportuno para cuando se desea lucir extravagante y llamar la atención. Para equilibrarlo con algo más sobrio, es oportuno que la prenda sea de tela lisa y en color oscuro.

Foto: el estilo importa, y flamencoexport