Tendencia en vestidos de flecos

vestidos flecos

Son un estilo que el look de charlestón se adueñó en los años 20, cuando se tomo el minivestido sobre pantimedias oscuras y zapatos de tacón.

Es recurrente en diseños que pretenden disimular las curvas y su volumen. Hacen que el outfit tome cierto aire juguetón pero elegante a la vez.

La elección del calzado para lucir un vestido con flecos puede ser tan flexible como la temporada. Por ejemplo, en época otoñal, aquellos que son plateado o amarillentos pueden llevarse bien con un par de botas largas de gamuza camel, como en el segundo atuendo.

Si la prenda tiene varias capas de flecos, o está compuesta en su totalidad por ellos, lo más propicio es dejar que las piernas luzcan más con un par de stilettos que, además de estilizar el cuerpo y remarcar las pantorrillas, favorecen a destacar más el movimiento de los flecos y no hacen que luzcas demasiado ataviada. Un ejemplo de ello es el primer atuendo.

Por otro lado, hay vestidos que emplean los flecos únicamente en los bordes, como detalle adicional a la prenda y no como protagonismo.  En tal caso, el estilo que predominará será seguramente otro, como el de las transparencias o los encajes, como el diseño a la derecha.

Foto: el estilo importa