Leggings para todos los gustos

leggings

Es poco usual que se les lleve con blusas cortas y/o ajustadas, como aquellas de lycra o nylon. La tendencia es que se les vista con blusones, minivestidos o blusas largas.

Como complemento a este atuendo, es oportuno añadir un cinturón ancho ajustado a la cintura, o uno delgado que cuelgue libremente encima de la cadera.

Del estilo y de la situación para la que se use esté atuendo, dependerá si el calzado es plano o de tacón. Cuando a las leggings se les lleva con estos últimos, sobretodo si son de aguja, se obtiene una figura más estilizada, ya que las piernas lucen más delgadas, largas y con los músculos más tonificados.

Si en su lugar se eligen un par de flats en color claro o brillante, el look será más inocente e incluso aniñado.

El primer modelo es de Stella McCartney y componen su textura por un color pastel muy tenue degradado cubierto de lentejuelas. Brillantes y femeninas, tiene un precio de 1 200 dólares.

El diseño Torre Eiffel de Alexander McQueen tienen un patrón de hileras intrincadas que siguen una trayectoria curva. Con apariencia  de red, pueden usarse con un mini vestido negro para combinar idóneamente. Tienen un precio, más accesible, de 155 dólares.

Foto: el estilo importa