Diversidad de colores suaves en un atuendo

colores suaves

Pareciera que la calidez física de ciertas prendas sigue yendo de la mano con la del color de su tela, a pesar de que algunas piezas propias de épocas de lluvia se aventuren a jugar con colores alegres y neón.

Cuando los tonos oscuros predominan en prendas como los abrigos, una pieza como la de la segunda fotografía sugiera por sí sola el armar todo un atuendo que combine con su color claro. Si se atiende a dicha propuesta, el resultado sería poco común, ya que no hay demasiadas prendas que sean para el clima frío y en colores claros al mismo tiempo.

Los colores pastel suelen transmitir tranquilidad y neutralidad, pero también monotonía e indiferencia cuando se les viste indistintamente. Es entonces cuando se hace necesario el añadir al look alguna pieza en un color fuerte o añadir accesorios metálicos que resalten entre el tono débil predominante.

La ventaja de los colores suaves es que resultan más agradables a la vista cuando se incluye muchos de ellos en un atuendo. Por ejemplo, el rosa y el azul en la imagen no desentonan gracias a que dos piezas grandes (el abrigo y los zapatos) hacen las veces de combinación.

Foto: estylorectic