Dudas en cuanto a bañadores

Bañadores y dudas

Un vestido de baño o un bañador es una prenda que siempre tenemos en nuestro clóset sin importar la temporada del año en la que nos encontremos. Sin embargo, siempre tenemos algunos dudas a la hora de comprar estas prendas o algunos cuestionamientos sobre las piezas que ya tenemos. Para eso hoy te traigo algunas preguntas usuales sobre esta prenda.

Una de las ocasiones más incómodas a la hora de ponernos el bañador es cuando la parte baja de atrás se empieza a subir más de la cuenta y nos toca estar halándola para que se quede en su lugar. Esto se puede deber a varios motivos uno de ellos es que esa parte es muy pequeña, lo que quiere decir que no hay suficiente tela en el vestido de baño para taparte completamente.

Otra razón para que esta parte del bañador se suba es que esa parte es muy grande, lo que quiere decir que no se ciñe adecuadamente, también que el torso es muy corto y tal vez tu torso es más largo que la altura de la prenda, que la tela o el resorte se han estirado y ya no funcionan adecuadamente o que el corte del diseño de esa parte es muy alto para tu gusto. Así que para asegurarte que tienes la talla correcta te recomiendo agacharte y levantarte unas cuantas veces antes de salir de la tienda para que veas como funciona.

Si lo que quieres es un vestido de baño para nadar un poco como deporte, esa prenda debe ser aerodinámica porque si tiene un escote muy bajo o se siente un poco suelto, por allí se va a meter el agua y va a hacer que tu natación sea más lenta. Los bañadores con tiras más gruesas o aquellas cruzadas en la parte de atrás son los mejores, porque no se te va a resbalar cuando estés entrenado y haces esta clase de natación frecuentemente, te recomiendo comprar un bañador especial para deportistas que está hecho de fibras de lycra que resisten más el cloro y mantienen la forma por más tiempo.

Foto: Alaskan Dude.