Historia familiar para reconocer enfermedades

enfermedades geneticas
Algunas familias son un poco tímidas o reservadas a la hora de discutir asuntos personales, o si tal vez en tu árbol familias hacen falta algunas ramas de datos, existen formas de conseguir la información que necesitas. Utilizando algunas técnicas de comunicación y habilidades de búsqueda puedes localizar los datos que necesitas saber para así informarle a tu doctor acertadamente tu historia médica.

Las reuniones familiares, los encuentros en las fiestas y en las vacaciones, son un buen momento para preguntar sobre la historia médica familiar, y si encuentras a varios familiares juntos es mucho mejor porque entre ellos pueden recordar más cosas y entregarte una mejor información. O si tu familia se encuentra por todo el planeta y no se reúne con frecuencia, envíales un correo electrónico explicándoles los motivos y la información que necesitas.

Es importante que le digas a tus familiares por qué estás haciendo estas preguntas y así será más fácil que te den la información sin temores. Explícales que necesitas saber si existen algunas enfermedades en la familia que pudieran afectarte a ti o a tu futuro bebé. Comienza hablando con tus padres, luego con tus abuelos y sigue con tus tíos y primos, en estos casos incluso amigos de la familia te pueden servir. Haz preguntas específicas como la causa de la muerte de tus bisabuelos, si tenían alguna enfermedad o si estaban recibiendo tratamiento médico.

Claro que para que todo funcione correctamente, también le debes pedir a tu pareja que haga exactamente lo mismo, así podrán saber las posibilidades de que el hijo que quieran tener pueda heredar algo de la familia. Intenten recolectar fechas de nacimiento y de fallecimiento de todos los miembros de la familia y sus causas de la muerte. No olvides escribir problemas médicos como cáncer, enfermedades cardiacas, diabetes, defectos de nacimiento y las edades en promedio en que sucedieron.

Foto: wickenden