Consejos para la hidratación durante el ejercicio

gym

Como regla general, entre más activa eres, más agua necesitas para mantenerte hidratada, ya que sabes que el agua es el que hace que nuestro cuerpo funcione perfectamente y mantenga todas las grasas y cosas que no necesitamos fuera de él.

Los expertos aseguran en términos generales, antes de hacer ejercicio debes consumir suficiente agua, y después seguir consumiendo dependiendo de tu peso antes y después de tu rutina.

Cuatro horas antes de tu ejercicio se recomienda beber cerca de 0.3 litros de agua o cualquier otro líquido y después pesarte. Si tu orina es del color del zumo de manzana o un poco más oscuro, entonces planea tomar más o menos la misma cantidad de líquido unas dos horas antes de empezar a ejercitarte.

Durante tu rutina de ejercicio se recomienda ir bebiendo cerca de medio litro de agua o otros líquidos para el deporte cada hora o un sólo un poco cada quince minutos. Debes tener en cuenta que la cantidad de bebida que consumes debe ir aumentando si estás haciendo ejercicio de alta intensidad o por más de una hora.

Después del ejercicio debes pesarte nuevamente y beber alrededor de medio litro de agua o de otras bebidas para recuperar los fluidos, por cada medio kilo que hayas perdido. Si cuando te peses ves que pesas más que al principio de tu ejercicio, es porque bebiste más de lo recomendado.

Sin importar las ganas que tengas de tomarte toda la botella de agua o de otra de tus bebidas, debes resistir beberla toda de una sola vez. Intenta beber sólo medio litro por hora, porque si intentas tomar un poco más de eso después del ejercicio, tendrás un falso sentido de seguridad. Todo porque nuestro sistema no puede procesar una gran cantidad de líquido rápidamente y sólo necesita pequeñas cantidades para mantenerse hidratado.

Foto: Gracias a combust