La feminidad del encaje

tendencias de moda

También conocido como randa, el encaje es una variedad en el mundo de los textiles muy afín a la moda de elegancia barroca y bohemia.

Su gran ventaja es que puede ser empleado en hermosos diseños eligiendo una de dos opciones: contraponerlo en el diseño de otra prenda base de color más claro como en los vestidos de la fotografía, o usarle como tela única de la prenda para dejar traslucir la piel o incluso la lencería que se lleva, lo cual es muy usual en pasarelas de moda.

Precisamente es en lencería en donde se le emplea quizás más frecuentemente que en outfits. Agregarlo a un sujetador, aunque en apariencia no sea necesario,  hace que la prenda luzca más femenina y ornamental.

Desde luego, muchas colecciones actuales de lencería prescinden de ello cuando desean lograr une estilo más sport y funcional, pero el encaje sigue siendo considerado como detalle clásico en bragas y sostenes.

Aun cuando puede ser una tendencia que se relaciona más con le temporada otoño-invierno, el encaje no deja de ser una de las alternativas más sofisticadas para aquellos atuendos nocturnos donde la suntuosidad en los looks es imprescindible.

Y si no, imagina cómo luciría el tercer vestido de la fotografía sin la pieza de encaje de falda diagonal que logra en su conjunto un diseño femenino y refinado.

Foto: el estilo importa