Faldas Miss Selfridge como prenda principal

minifaldas

Con el solo hecho de que permite lucir una de las partes más bellas del cuerpo femenino (las piernas), la falda puede merecer el privilegio de ser la prenda protagonista de un atuendo.

Para lograrlo, es necesario dejar que su color resalte encima del resto de las prendas con que se usa, e incluso añadir accesorios del mismo color para confirmar que ese es el que predomina en el look.

La primera falda desgarrada de denim ha de vestirse acompañada de una blusa que sea de un color más tenue aun que su color azul celeste, por ejemplo color blanco, en cuyo caso un par de leggings del mismo color harían las veces de fondo para hacer destacar el diseño. Su precio es de 25  libras.

Para la minifalda de satín rojo aplica una técnica similar: calzado y blusa de un mismo color. En este caso no será tan difícil hacerla protagonista, ya que el rojo es un color fuerte que por naturaleza atrae la atención. Su precio es de 15 libras.

minifaldas

A esta minifalda negra lisa (de 7 libras) con orificios en hilera ubicados en el borde inferior, basta con acompañar con una blusa de tirantes totalmente negra y un par de zapatos cerrados del mismo color. Aunque el resultado sea un tanto discreto, los aros metálicos que rodean los orificios serán, aunque pequeños, un adorno de buen gusto.

Foto: Miss Selfridge