Cosas de hombres que las mujeres no entienden (Parte I)

manthing1

Al principio de la relación nuestro chico es maduro, amable, cariñoso y nos dedica mucha atención. De repente, llega el día en que descubres que aún tiene su almohada de la adolescencia y que durante seis meses al año dirige un equipo de fútbol, o forma parte de uno. Antes de que os asustéis os traigo una lista de aquellas pequeñas cosas y obsesiones que todos los hombres comparten , que para ellos son perfectamente normales y que nos podrán ayudar a contestar preguntas como ese chico nos conviene?.
Videojuegos: A nosotras nos pueden parecer un poco infantiles, porque no entendemos que el ambiente diario de ellos es de competencia diaria. Ya sean en los deportes, en el trabajo o con la consola, los hombres desean los desafíos constantemente y todo se resume a perder o ganar y a hacerlo bien o mal. El asunto es que cuando pierden no es de verdad, y luego se tiene la oportunidad de practicar más las pérdidas y las ganancias en privado. Las consolas y los juegos de ordenador le permiten al hombre practicar y ganar, y consecuentemente subir su ego cada vez que lo necesiten.

Nuestras cosas: en muchas ocasiones pensamos que todos nuestros pequeños detalles, nuestra ropa suave, las velas aromatizadas, nuestras fantasias sexuales o productos de belleza les molestan. Pues resulta que a la mayoría les parece encantador que pongamos un poco de luz y sofisticación en su mundo lleno de testosterona. Eso sucede porque a los dos sexos les gusta recordar que existe una conexión emocional con la media naranja.

El equipo fantasía: Los hombres crecen imaginando que llegarán a la Liga española o la Inglesa y normalmente sus grandes ídolos de la infancia son deportistas. El problema es que crecen y se dan cuenta de que no se convirtieron en el próximo Pelé y empiezan a tener fantasías sobre equipos imaginarios. Expertos explican que para los chicos su equipo imaginario es como para las niñas jugar con las casitas de muñecas. Aprenden sus roles masculinos a través del deporte. Así que cuando lo hacen de mayores es para revivir sus días de gloria y retomar así el punto máximo de su masculinidad.

Negociación Simple: Seguramente podemos pasar toda la noche en el videoclub o con el mando a distancia intentando decidir si vemos películas de acción o de romance. Sin embargo, los hombres prefieren hacerlo más rápido, por eso es que en situaciones de conflicto escogen las posibilidades antes que la lógica como el juego de piedra, papel y tijera. Esa ha sido la estrategia que han usado toda su vida para escoger cosas como quién paga la cerveza. Algo que las mujeres no hacemos, porque somos mejores para resolver las cosas  ya que utilizamos  las palabras.

Foto: yngrich