El poder de los collares como complemento

collares

Tal vez la pieza de joyería que se aprecia primero es el collar. Cuando se lleva un escote pronunciado, es muy oportuno, y en las blusas de cuello alto debe tenerse el cuidado de no hacerlo un complemento que resulta sobrante.

Hay blusas sumamente simples que con tan solo añadir al cuello de quien las usa un collar elegido adecuadamente, cambia enormemente el impacto del atuendo. Para lograrlo se necesita valorar si lo oportuno es un collar de esferas, tubular, de cadena, de color opaco, de figuras sencillas, o de piezas grandes y multicolor.

Un tips de gran relevancia que hace del collar un complemente poderoso, es el de usar uno distinto cada vez que se viste una blusa o vestido que se usa con mucha frecuencia. Así, no se produce la impresión de monotonía y se da un estilo distinto al atuendo.

En el caso de los collares delgados y discretos se puede hacer uso de otros accesorios (pendientes, pulseras, brazaletes…)  de mayor tamaño, lucen menos ostentosos y favorecen el pecho sin dejar de hacerlo lucir dentro de su sencillez.

Cuando se viste una blusa delgada de tirantes son sumamente útiles, ya que no restan importancia a la ligereza de la prenda y al mismo tiempo añaden el adorno que hace falta para sumarles presencia.

Foto: jabcomplementos.com