Cómo cocinar con menos sal, sin perder sabores

Cocinar con menos sal

Debemos tener presente las indicaciones de nuestro médico cuando nos dice que debemos reducir los niveles de sodio en nuestro consumo diario para prevenir, retención de líquido, y posibles desarrollos de hipertensión arterial.

¿Por qué cocinar con menos sal?

La sal cuando la empleamos para condimentar nuestros alimentos, suele tapar los otros sabores, por lo tanto deberíamos ir reduciendo de a poco las cantidades, para ir adoptando sabores más naturales, y esto se puede llevar a cabo reduciendo primero un tercio y luego la mitad, hasta llevarlo a la porción más pequeña y que nuestro paladar se vaya acostumbrando.

No es conveniente eliminar la sal del todo, ya que muchas personas son hipotensas y no necesitan provocar un descenso brusco de este mineral. Podemos preparar exquisitos aderezos para los platos diarios valiéndonos de hierbas naturales frescas como el orégano, la salvia, tomillo o romero y unas gotas de aceite de oliva, que aromatizan y condimentan delicadamente manteniendo los sabores naturales de los alimentos.

El jugo de limón y las especies como el jengibre, cúrcuma, cardamomo, curry, laurel etc. pueden ser nuestras aliadas , solo es cuestión de usar la imaginación y permitirnos buscar nuevos sabores que nos permitan mantener una dieta verdaderamente saludable sin que nos falten nutrientes, ni variedades de alimentos.

Foto: Gracias a Cameron Nordholm