Prêt-à-Portea: moda y repostería en Londres

Es sabido que los ingleses han hecho de la hora del té todo un ritual institucionalizado. El hotel Berkeley de Londres, por su parte, le ha dado un nuevo sentido a dicha tradición: el Prêt-à-Portea del Caramel Room. Té y moda nunca estuvieron tan unidos.

Todo empezó hace cinco años, cuando en la semana de la moda en Londres, el hotel Berkeley quiso consentir a sus huéspedes ofreciéndoles pequeños detalles alusivos a la ocasión. Los primeros en ser obsequiados fueron Óscar de la Renta y Valentino, quienes recibieron un pastel inspirado en sus creaciones.

El concepto Prêt-à-Portea tuvo tanto éxito que el Caramel Room del hotel, espacio especializado en la hora del té, comenzó a ofrecer canapés y pastas para acompañar las bebida durante todo el año. Unos y otras tienen la forma de prendas y accesorios vistos en las pasarelas, y los chefs encargados de la preparación son auténticos expertos en moda.

Servidos en finísimas porcelanas, diseñadas por Paul Smith, el Caramel Room ofrece bocadillos y repostería en forma de bolsos, botas, bikinis, zapatillas, gafas para el sol y vestidos. Fendi, Dior, Valentino, Chanel, Óscar de la Renta son sólo algunos de los diseños que se pueden saborear en este recinto del té dedicado a la moda. Casi el paraíso.

Foto: Fashionvisa