Frutas en el periodo de lactancia

Después de todo el proceso de embarazo por el que pasa una mujer y todos los cuidados preventivos que debe realizar para tener un bebe saludable y la lucha que significa la hora del parto, es gratificante para una madre tener a su niño recién nacido y empezar con el toda una nueva vida llena de satisfacciones, por lo que pasada la etapa del embazo comienza el periodo más difícil ya que la madre tiene que realizar todos los cuidados que requiere un recién nacido para desarrollarse bien y crecer de forma saludable.

Uno de los puntos claves para que un recién nacido inicie una vida sana y se mantenga fuerte es la lactancia materna, ya que la leche de la madre es el ducto por el que recibirá todos los nutrientes que su organismo necesita en su situación de indefenso y su proceso de desarrollo, por lo que la madre debe cuidar muy bien su alimentación en esta etapa ya que de ello dependerá la alimentación de su bebe.

La dieta de una mujer que está dando de lactar debe ser rica en proteínas, nutrientes, calorías y sobre todo vitaminas, es decir deberá basar su alimentación en frutas, verduras y cereales integrales ricos en fibra. No puede dejar de lado el consumo de productos lácteos y carnes para asegurar una buena provisión de sustentos alimenticios que pueda nutrir a su bebe sin perjudicarla.

Por ejemplo con la falta de calcio, no es necesario que se esfuerce por tomar más liquido de lo normal ya que le cuerpo sabe lo que necesita, pero si es importante por lo menos ingerir dos litros de agua a diario o lo que es mejor consumir zumos de frutas naturales o compotas. Las mejores frutas para el periodo de lactancia son aquellas ricas en vitamina C como el melón, las fresas, las frutas del trópico, las naranjas, mandarinas, duraznos. Se recomienda consumir por lo menos de 2 a 3 frutas al día.

También es importante que para evitar que el bebe se enferme del estomago es importante no consumir alimentos que produzcan gases, como garbanzos, habas o la variedad de frijoles o frutas como la manzana o la calabaza. Tampoco es recomendable consumir alcohol, te, cafeína, productos embotellados gasificados, o fumar ya que podría producirle efectos nocivos al bebe. Recuerde que es muy importante consultar a su médico sobre una dieta recomendada para la lactancia.