Que sucede cuando mamá se va

bebe llorando

A los 8 meses el bebé es capaz de reconocer absolutamente la mayoría de las situaciones, por lo que cuando su madre se aleja de él, suele provocar una sensación de angustia que termina en un llanto  desconsolado.

Si su bebé ha establecido un vínculo de apego fuerte y sano con usted, su ansiedad de separación aparecerá antes que en otros niños, y durará mucho menos, en lugar de agobiarse con esta situación posesiva le recomendamos que sea paciente y siga siendo cariñoso; con este tipo de comportamientos le estará enseñando a expresar y devolver amor, y sobre esta base apoyará su futuro.

Recuerde cuando usted deba retirarse:

  • Es más probable que tenga ansiedad de separación cuando esté cansado, hambriento o enfermo. Si usted sabe que tiene que retirarse por algún motivo, organícese para que su partida  tenga lugar cuando el bebé ya haya comido y se encuentre dormido, y cuando este enfermo intente estar con él el tiempo máximo que sea posible.
  • No haga un drama de su partida, pídale a la persona que se va a quedar con su hijo que lo distraiga de alguna manera, enseñándole juguetes o bañándolo, diga adiós y retirese deprisa.
  • Para evitar su llanto y su angustia ayúdale a afrontar la separación con breves sesiones de práctica , por lo que le resultará más fácil, cuando él las inicie, como irse a otra habitación para no sentirse lejos suyo. Cuando usted tenga que ir a otra habitación, dígale a donde va y que regresará enseguida, si nota que comienza a lloriquear, repítalo en voz alta, de esta forma irá aprendiendo que no ocurre nada malo si usted no está presente.
  • Recuerde que las lágrimas de su hijo desaparecerán a los pocos minutos de su partida, por lo tanto si llora es para persuadirle de que se quede junto a él. Cuando usted desaparezca, el pronto dirigirá su atención a la persona que se haya quedado a su cargo.
  • Si lleva a su bebé a la guardería o a la casa de la niñera, no se limite a llevarlo allí y luego marcharse  desapareciendo de su vista rápidamente, quédese allí por unos minutos, jugando con él en su nuevo entorno y cuando se esté marchando, asegúrele que volverá a buscarlo luego.

Foto: Upsilon Andromedae