Niños de 1 año y su comportamiento con otros niños

Desarrollo bebé

Cumplido el año de edad, no es nada raro ver que nuestro bebé al estar con otros niños de su edad se muestre egoísta, y les pegue o arañe, de hecho es bastante normal que ocurra este tipo de comportamiento.

Desarrollo y comportamiento del bebé

Sus reacciones y comportamientos son bastante primitivos y  matizados, porque todavía no sabe expresarse por medio del lenguaje para hacerse entender, ni para resolver conflictos, por lo tanto la agresividad es la única manera que tiene de canaliar  y hacer saber que quiere y que «NO» quiere.

Es una etapa de desarrollo, por lo tanto muchos de ellos no saben compartir, lo que crea constantemente situaciones de conflictos, y no es cuestión de egoísmos, sino más bien una etapa evolutiva donde se sienten el centro de todo. Por eso es necesario brindarles mucha contención, corregir de a poco sus malas actitudes y no culparlos ya que simplemente están aprendiendo a crecer.

Ocurre que muchas veces en sus ansias de explorar, o de querer saber, tiran del cabello de sus compañeros, simplemente para observar que sucede, y si luego se les llama la atención, o permiten que esa situación pase desapercibida.

También suele ser una cuestión de temperamento, hay niños muy activos e impulsivos y otros bastante más tranquilos, está muy bien que como adultos intervengamos diciendo «esto no se hace», pero recordando siempre hacerlo cariñosamente y con firmeza, para que el niño comprenda que se esta expresando equivocadamente. Jamás le diga a su hijo en estas situaciones, frases como «ya no te quiero» «eres un niño malo» y mucho menos prohibirle jugar con otros niños, ya que como dijimos anteriormente, este tipo de comportamientos a esta edad son completamente normales, estando en compañía de sus pares, se hace mucho más fácil su aprendizaje de convivencia en grupo y de respeto hacia los demás.

En cuanto a los empujones sobre todo en los varones, lo hacen con el único fin de medir sus fuerzas, y de saber cuan capaces son de defenderse por sí mismos, y como todavía no pueden expresar sus enojos, o desacuerdos con frases y explicaciones, muchos de ellos, demuestran su desconformidad, mediante arañazos, manoteo, o mordiscos, ya que es su manera de demostrar que allí están, y quieren o no alguna cosa o situación.

Este tipo de problemáticas se resuelven a esta edad, cambiando de actividad momentáneamente y desviando su atención y enseñándole frases como «No», «Esto no me gusta»,  «Esto es mio», «No quiero».  estamos facilitando su lenguaje y evitando que se exprese mediante agresiones.

Nota: Este post ha sido creado el día 4 de junio de 2013, pero ha sido modificado para mejorar su contenido.