Cómo detectar y combatir pulgones

Este tipo de plaga llamada pulgón suele aparecer cuando las plantas comienzan a debilitarse y los mismos atraen a las hormigas, las cuales se ocupan de terminar de deteriorar las mismas.

Básicamente el pulgón ataca a las plantas porque se alimenta de salvia y la succiona mediante un pico largo que posee y clava en determinadas partes de las plantas, lo que hace que los tejidos de la misma se vayan destruyendo de a poco, al igual que las hojas y los tallo nuevos o brotes.

Por otro lado muchas veces causa tanto debilitamiento en las plantas que no les permite crecer adecuadamente como tampoco da lugar a la floración, convirtiéndose entonces en la atracción de muchas otras plagas o enfermedades que pueden atacar una planta. Asimismo los pulgones que se alimentan de plantas enfermas pueden contagiar a otra especie del jardín. Son unos pequeños insectos de color verde o negro que dejan sobre la planta un rastro color azulado que luego atrae a las hormigas.

Para combatirlos es necesario realizar en las plantas un tratamiento fitosanitario e insecticida, en épocas de verano o primavera, en las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde, en las cantidades necesarias para cada especie para no contribuir con el debilitamiento de la planta, se puede consultar en el vivero, más allá de los tratamientos insecticidas para combatir, éste tipo de plagas, aquellos que resultan óptimos para su prevención durante la estación de invierno y así conseguir mantener sano todo nuestro jardín en cualquier época del año.