Sexualidad femenina, mitos sobre los orgasmos femeninos

Al rededor de la sexualidad femenina mucho es lo que suele decirse, sin saber del todo si es verdad, y permitiendo así confusiones que muchas veces nos mantienen incomunicadas con el sexo opuesto.

Lo cierto es que los mitos, deben conocerse para así desmitificarse, y de esa manera poder conocernos y permitir que aquellos quienes nos rodean nos entiendan , sobre todo si se trata de los orgasmos femeninos.

Orgasmos femeninos totalmente saludables

Hay quienes piensan que tener orgasmos durante el embarazo, puede concluir en un aborto espontáneo, y lamentablemente ésto no es verdad, cuando la mujer está en embarazo, puede vivir su sexualidad plenamente, y los orgasmos son parte de ella, en todo caso, si se presentara algún inconveniente, relacionado con el embarazo, como placenta previa, contracciones no tradicionales etc, será el especialista quien le indique a la pareja que debe abstenerse de mantener relaciones sexuales, o les aconsejará cual es la mejor forma de preservar las relaciones durante el embarazo.

También hay otro mito que habla que la mujer sin orgasmos no puede disfrutar, otra mentira más, es sabido que a la mujer le agrada mucho la seducción y el cortejo, los juegos que implican los sentidos, y definitivamente aquellos encuentros prolongados y creativos con su pareja, si bien el orgasmo es la culminación exitosa de una relación sexual, muchas mujeres consideran un mejor goce durante un buen juego previo sexual, a un orgasmo pobre y corto, recordemos que muchas mujeres la tener un buen juego previo sexual, luego desencadenan orgasmos más prolongados e intensos.

Otro mito de los orgasmos femeninos es el de la multiorgasmia, ya que muchos creen que solo algunas mujeres tienen la capacidad de tener múltiples orgasmos, todas las mujeres tienen la capacidad  de tener múltiples orgasmos durante un encuentro, pero ello dependerá de su educación, de su propio conocimiento sexual y de la perfecta disposición de su compañero para comunicarse con ella y hacerla sentir.