Etapa escolar, la importancia de crear una zona de estudios

Cuando los niños comienzan la etapa escolar luego de la guardería, es muy importante y necesario que tengamos presente la zona de estudios.

La misma debe estar acondicionada y debe ser fija, para que el niño adquiera el hábito de que cuando está allí es momento de prestar atención a sus tareas y deberes escolares tranquilamente. Es la mejor manera de fomentar el hábito de estudio.

La zona debe estar absolutamente despejada de objetos que distraigan al niño, por eso allí no debe haber televisión, aparatos de música o vídeo  mucho menos la Play Station, ya que pueden tentar al niño cuando algo no le resulte agradable y terminar por distraerlo abandonando las tareas de estudio.

Como en cualquier zona de ofice o escritorio, hay que recordar que la silla y a posición que el pequeño adopte son muy importantes, no solamente para cuidar su salud corporal, sino además para que si debe pasar varias horas sentado allí se encuentre cómodo. Hay que cuidar que la altura de la misma esté adaptada al tamaño del pequeño y que la iluminación sea la correcta, se recomienda una luz de foco a la izquierda si son diestros y si son zurdos la misma debe estar colocada a su derecha.

Tengamos presentes que la misma debe ser reacondicionada a medida que el pequeño va creciendo, ya que no tienen las mismas necesidades en la etapa preescolar, que van al jardín de infantes, que cuando comienzan la primaria, donde los libros de búsqueda, las revistas con imágenes y otros materiales deben estar al alcance de su mano para facilitar las metodologías de estudio.