Cómo cuidar nuestras ollas

ollas

En la cocina, tenemos muchos aliados dentro de los utensilios, y cada uno cumple su roll, las ollas dónde cocinamos, a la hora del lavado y limpieza, tienen sus trucos, para conservarlas por más tiempo y que no se pongan feas con el uso diario.

Consejos útiles para cuando se queman los alimentos.

  • Para retirar la comida quemada de una olla, hierva agua dentro de ella hasta que se desprenda, o vierta un poco de líquido limpiador o detergente para platos, añada agua y deje remojando por lo menos una hora, antes de frotar con la esponja, de esta manera evitará tener que raspar la olla con esponjas de alambre que rayan su interior. Si la quemadura es realmente severa, deberá repetir un par de veces este proceso.
  • También puede calentar la olla quemada en el horno convencional, luego, retirarla y colóquela sobre un papel de diario, espolvoree todas las áreas quemadas con líquido limpiador de horno y después de quince minutos lave la olla con agua caliente jabonosa.
  • No utilice líquido limpiador de hornos en recipientes antiadherentes que requieren de un lavado más cuidadoso, estos deben ser lavados con agua caliente jabonosa  y una esponja de fibras suaves, para evitar que se rayen y pierdan su capa antiadherente, jamás en estos utensilios utilice esponjas de acero o líquidos abrasivos, ya que pueden dañar su interior.

Foto: box of  lettuce