Facial casero y muy beneficioso

facial-casero

Los tratamientos faciales son siempre necesarios y costosos, sin embargo existe una forma de ahorrar considerablemente en tratamientos de belleza si los elaboramos en casa. Son igual de efectivos, naturales y mucho más baratos.

El precio estimado de una limpieza facial es de unos 30 euros, aquí te propongo uno que te costará menos de 3. Un descuento tan considerable vale mucho la pena y hasta puedes recetárselo a tus conocidos.

Los ingredientes básicos son agua, sal, huevo y tomate. Lo primero es aplicar una cucharada de sal en un vaso con agua, disolver y aplicarla sobre la cara. Inmediatamente después te lavas con abundante agua.

El segundo paso es cortar medio tomate y aplicártelo sobre la cara como su fuese un jabón, en movimientos circulares. Deja actuar esta mascarilla durante dos o tres minutos y después lávate la cara con suficiente agua. Recuerda que el tomate es uno de los antioxidantes más poderosos que existen en la naturaleza.

El último paso es batir una yema de huevo y aplicarla como mascarilla sobre el rostro. Una vez que se seque sobre tu piel puedes retirarla a tiras, aunque con mucho cuidado para no tirar demasiado la piel y hacerte daño.

Una vez retirado la mascarilla de yema, enjuaga la piel con abundante agua y prepárate para disfrutar de una piel muy suave.

Si deseas aplicar ambas mascarillas por separado también es una buena idea, aunque siempre es mejor hacerlo con la piel limpia, aplicando el paso uno. Un último consejo es no aplicar esta facial casera más de una vez al mes, al ser tan efectiva lo más recomendable es dejar descansar la piel.

Foto: SuperFantastic