Consejos útiles para hacer dormir un recién nacido

A la hora de dormir un recién nacido no debe presentar mayores resistencias, ya que los mismos suelen dormir hasta 17 horas al día, repartidas en toda la jornada.

Lo cierto es que desde estas primeras instancias y para poder crear patrones de sueño saludables para su desarrollo, debemos repetir ciertos hábitos que poco a poco el comprenda que le indican que ha llegado la hora de descansar cuando sea más grandecito.

  1. Al principio no es recomendable que se le impongan horas de sueño ni hay métodos específicos para enseñarle a dormir, porque dormirá casi todo el día, y poco a poco irá regularizando sus horarios.
  2. Como hemos dicho en alguna oportunidad, a medida que vaya teniendo más horas de vigilia, lo mejor para ir enseñándole es mantener ciertas rutinas y respetarlas, baños, paseo, horarios de comidas etc., y recostarlo en su cuna mecerlo, cantarle, o contarle un cuento.
  3. Siempre hay que acostar al bebé boca arriba, recordemos que muchas veces durante los primeros días su sueño es irregular y poco a poco se irá acostumbrando a nuestros horarios, para que cuando llegue al mes y medio duerma más horas de noche, y pase despierto otras tantas de día. A los 3 meses puede que de noche ya duerma 5 o 6 horas seguidas.
  4. Cuando se despierte de noche, hay que calmarlo, y permanecer un rato a su lado, generalmente cuando es recién nacido, duerme cerca de la cama de los padres, pero cuando sea más grandecito, dormirá en su habitación y no hay que retirarlo de la cuna ni llevarlo a la cama de los padres.
  5. Siempre hay que respetar sus ritmos de sueños, jamás despertarlo para cuando llegan visitas, familiares o amigos, deben entender que primero está el descanso del niño.

Foto: Gracias a ella novak