La importancia del sueño del bebé

El sueño es un estado fisiológico de inconsciencia durante el cual se produce una disminución en la actividad motora, sensorial y del estado de alerta. Es un proceso activo con cambios en las funciones corporales y mentales, que implica intensa actividad cerebral y que involucra una función cortical superior. Todas estas modificaciones hormonales, bioquímicas y metabólicas son imprescindibles para el buen funcionamiento durante la vigilia.

Durante este estado, el bebé recupera energía, con una gran síntesis proteica y regeneración celular, producción de hormona de crecimiento y sustancias importantes para la inmunidad. Estas fases tienen una evolución madurativa desde la etapa fetal hasta la vida adulta.

En el sueño, los niños maduran el sistema nervioso y regulan el crecimiento de sus órganos.

Aunque cada bebé establece sus propios patrones de sueño, para todos representa una actividad fundamental en su desarrollo que es necesario ayudar a regular con el paso de los días. Los recién nacidos suelen ser bastante desordenados para hacerlo: durante las primeras semanas de vida no consiguen estar más de dos horas despiertos, aunque estos periodos se van extendiendo acorde vayan creciendo.

En los primeros días es importante establecer rutinas de sueño que ayudarán al descanso y organización de los padres, al mismo tiempo que enseñarán al infante la diferencia entre el día y la noche.

Durante el día, es recomendable organizar actividades que lo mantengan estimulado como rutinas de baño, paseos y comidas, lo que le demostrarán el tiempo en el que hay que estar despierto. Cuando se acerque la noche, habrá que ir quitando esos estímulos (menor cantidad de ruido, luz tenue) y complementar con rutinas de relajación, como la lactancia, que le marquen la hora de dormir.

En su etapa de lactante exclusivo, el niño interrumpirá sus horas de descanso para alimentarse. En estos periodos es decisivo no encender más luces de las necesarias, dejándole claro que no son momentos de juego ni de vigilia.