Hacer la compra de manera inteligente

supermercado

En estos tiempos de crisis el cuidado del presupuesto personal y familiar es casi una exigencia. Aquí te damos unos sencillos trucos para optimizar su ida al super y comprar justo lo que necesitas.

Hay que planificar las compras, lo más recomendable es volver al uso de la lista por escrito, pero más importante todavía es ceñirse a ella.

Márcate un presupuesto y no lo rebases, esto te obligará a buscar un poco más por productos más baratos. Es mucho mejor comprar los productos como carne y vegetales en mercadillos que en supermercados, los productos son más frescos y más baratos.

Pon en primer lugar los productos básicos como leche, sal, azúcar, etc., revisa el refrigerador y la alacena antes de salir para ver con que cuentas y de qué manera aprovecharlo con los productor de la nueva compra.

Si planeas el menú de la semana, tu lista se hará más concreta y perderás menos tiempo. Ordena lo que necesitas por jerarquías (alimentos, limpieza, cuidado personal) .

Evita los productos preparados, que además de costosos,  no ayudan a equilibrar la dieta. Prefiere los productos de temporada, de más bajo precio y más nutritivos.

Revisa cuidadosamente las etiquetas de los productos, sobre todo lo concerniente a nutrientes y conservación.

En algunos supermercados colocan los productos prontos a vencer como la leche y la latería, hasta delante del anaquel. Busca un poco para traerte los que tarden más en caducar: son los más frescos y además evitarás tirar tu dinero con un producto echado a perder.

Foto: Wenzday01