No todas las alfombras son iguales

alfombra Flokati
Un implemento de nuestra decoración que además de servir para proteger ciertas partes del suelo de la casa, sirve para dar color, para mostrar un poco más tu estilo o para hacer una mezcla de estilos, son las alfombras. Estos elementos pueden parecer de los más simple para muchos, pero con todos los tipos que existen, así como sus clases de tejidos y texturas, escogerlas es todo un trabajo difícil.

Para que sepas un poco mejor la clase de alfombra que quieres y necesitas, a continuación te traigo algunos tipos de ellas.

– Las alfombras hechas con piel animal para muchas personas les da personalidad a sus hogares, mientras otras las odian, pero el hecho es que son muy utilizadas. Estos complementos tienen diferentes formas o texturas, todo dependiendo del animal y puede dar diferentes estilos a tu hogar. Por ejemplo, aquellas de cuero de vaca, dan una apariencia más traída del campo y se utiliza más es diseños contemporáneos. Las de cuero de oveja, son utilizadas normalmente para el lugar enfrente de la chimenea o al lado de la cama.

– Las alfombras de Bessarabie vienen de la región de ese mismo nombre que está ubicada en las costas occidentales del Mar Negro. Los diseños de estas alfombras usualmente son de motivos florales, de otros más elegantes y de colores más tierra. El estilo con el que se hacen estas alfombras tiene influencias de lugares como Francia y de los países orientales y se utilizan para lugares más informales.

– Las alfombras Flokati son griegas y tejidas a manos que son hechas con lana al cien por ciento y usualmente son de su color natural, que suele ser entre blanco y crema. Estas alfombras se han hecho durante siglos en ese país y antes eran utilizadas más por los pastores. La textura de estas alfombras es bastante desordenada y larga, por lo que son muy cómodas y van mejor en lugares como las habitaciones o para dar una apariencia acogedora en el salón.

Foto: highclassjackass