La genética y los parecidos de nuestro bebé

Nos preguntamos a veces como será nuestro pequeño, si tendrá el color de pelo de la madre o del padre, cual será su color de ojos y sus rasgos.

Debemos tener en cuenta que cuando uno de los integrantes de la pareja tiene el cabello castaño oscuro, y el otro es rubio, siempre prevalecerá el color oscuro, lo que no quiere decir que no pueda ser rubio. A pesar que hay reglas estrictas y generalizadas en la genética existen casos reducidos que rompen las reglas al azar.

Casi siempre predominan los colores oscuros, por eso cuando una madre es castaña y un padre es rubio muy probablemente el hijo que tengan lleve el cabello oscuro, pero a esto hay que sumarle la herencia no solamente de los padres, sino la de los abuelos, que muchas veces puede llegar a tener variaciones realmente sorprendentes.

Los niños de color de pelo rubio, tendrán ese color de cabello si ambos padres tienen esa predisposición genética, o que sus abuelos también sean rubios, en el caso que alguno de los padres sea castaño. Por eso si en casa los abuelos son rubios, y los padres tienen un color predominante más oscuro, si bien debe prevalecer este último no debemos asombrarnos cuando nuestro hijo tenga un color de pelo claro.