Dejar los pañales, toda una tarea y un desafío

Muchas veces el control del pis se hace presente a temprana edad, aunque esto no suele ser muy normal, y es poco frecuente, si bien no tiene nada de malo, hay que tener presente que esta condición no haya sido provocada a fuerza de presión por parte de los padres, mediante restos y penitencias y el niño deje de orinarse porque siente miedo de que lo castiguen.

A no ser que sea un caso precoz de maduración, que algunas veces se da en un bajo porcentaje de pequeños, la evolución natural indica que la mayoría de los niños suelen dejar los pañales a los dos años ya que su desarrollo neuromuscular es muy inmaduro antes de esta edad.

Por otro lado si ya hemos quitado los pañales, no es aconsejable colocárselos de vuelta, si el niño volviera a ornarse encima, ya que es una medida rígida e innecesaria, siempre debemos tener algo de sentido común y resguardar el bienestar de nuestro pequeño, si los escapes se producen a diario cuando ya había comenzado a controlar el pis no hay razones suficientes para volver a colocarle los pañales, esta situación puede ser absolutamente normal hasta los cuatro años y a veces un poco más, aunque no es muy frecuente que un niño que controlaba la orina comience hacerse pis nuevamente, no es algo para alarmarse, y en todo caso no hay nada mejor que consultarlo con nuestro pediatra de confianza.