Recomendaciones para amamantar luego de una cesárea

No es igual tener un bebé por parto normal que por una cesárea ya que ésta última requiere de algunos cuidados extras para la madre. La misma debe descansar bastante sobre todo los primeros días, teniendo a su bebé cerca y ocupándose de él.

Si se presentaran complicaciones al momento del amamantamiento, pedir ayuda, es una forma correcta para evitar complicaciones que se pueden evitar. Dar de mamar en la cama, es mucho más cómodo que estar levantándose y llevo a donde se encuentra el pequeño, mientras se está internada, además no debemos olvidar la importancia del contacto físico del bebé con su madre, sobre todo en las primeras horas.

Salvo que la mamá o el bebé no se encuentren bien de salud, lo ideal es colocar al niño en contacto con la piel de su madre apenas nace, ya que a través de las primeras miradas el olor, el el roce con su madre, se producen estímulos protectores con el recién nacido. Se puede iniciar la lactancia en el mismo quirófano, sin la necesidad de separarlos. Está comprobado que los bebés que reciben contacto directo apenas nacen con sus madres, padecen menos complicaciones en los primeros días de vida, de allí la importancia de amamantar a tu bebé.