Consejos y recomendaciones para tratar el bruxismo infantil

El bruxismo es una enfermedad que puede afectar mucho la mordida de nuestro hijos y por consiguiente su alimentación, por eso es necesario que realicemos una consulta con el especialista a tiempo.

Muchos niños durante la noche y sin darse cuenta hacen rechinar sus dientes, por lo tanto además de producir serios inconvenientes en su dentadura y afectar su alimentación, ésto también puede llevarlo a no descansar correctamente, por eso para que pueda dormir un poco más tranquilo, acá os dejamos una serie de consejos que pueden ser verdaderamente útiles, toma nota.

  • Podemos intentar que durante el día y poco a poco el pequeño se acostumbre a mantener la boca cerrada, o sea los labios juntos pero sin chocar la dentadura, recostado o en una posición que le permita relajarse.
  • También es importante que aprenda a movilizar los músculos de la boca, por eso puede colaborar con ello, haciéndole morder una manzana antes de irse a descansar a modo de postre, ésto ayudará a trabajar los músculos y a calmar la boca a realizar el trabajo de mordida en exceso y por demás.
  • Se pueden relajar sus mandíbulas, para evitar que rechine los dientes mediante una toalla húmeda caliente a ambos lados, para relajar los músculos tensores que muchas veces cuando el niño pasa demasiadas horas tensionado puede provocarle dolor de cabeza. Siempre trate de mantener a su hijo calmado, ya que el bruxismo se produce especialmente por tensiones, reduzca los alimentos dulces, las pastas y todo aquel alimento que resulte excitante.