Códigos alimentarios para los padres parte II

Hemos hablado que definitivamente el momento de la alimentación es sumamente importante, sobre todo cuando aparece la época de la neofobia ya que el niño comienza ahí a diferenciar que cosas le gustan y que cosas no y formar su propia personalidad.

Como padres debemos ofrecerles las cantidades necesarias de alimentos, para que tengan un correcto crecimiento, y acorde a la función de su propio desarrollo, jamás debemos comparar lo que el come, con lo que comen sus amigos, teniendo presente que sus necesidades no son aquellas que nosotros creemos o queremos imponer, ya que el en esta etapa sabrá como guiarnos.

Los alimentos nuevos deben introducirse paulatinamente, ya que ellos los comienzan a investigar, cuando le ofrecemos una bomba de papa, dejemos que la toque, ya que la desea y quiere saber como esta hecha, que investigue, que la forma, a que sabe, cual es su textura y que elija si realmente le gusta, si no come, no importa, la próxima vez que le demos una seguramente pruebe una porción de la misma.

Por otro lado debemos desarrollar una unidad de criterio con nuestra pareja y el resto de la familia, debe estar claro que vale y que no vale en la mesa, para que el niño poco a poco aprenda las normas, si nosotros le decimos que le estamos dando calabaza, y viene la abuela y le dice zapallo, raramente el pobre niño comprenda de que es lo que hablamos.y buscará quien apoye lo que el piense y lo convertirá en su aliado.

Seamos conscientes que mediante la alimentación y el apoyo de todos los adultos que rodean al niño, estaremos mejorando su desarrollo y calidad de crecimiento.

Foto: Gracias a Franklin Park Library