Embarazo, parto y las técnicas complementarias

Cuando los resultados de la monitorización le resulten dudosos el médico puede llegar a solicitarnos algunas técnicas complementarias además de la macrotoma en la monitorización, para aumentar la certeza en algunos diagnósticos.

Stan: Es un sistema computarizado muy similar a un electrocardiograma fetal, que los profesionales suelen utilizar para medir la frecuencia cardíaca del bebé, pero se basan en otros parámetros distintos a los de la monitorización tradicional. Este método se utiliza poco porque es bastante invasivo ya que requiere de la inserción de una pequeña aguja en el cuero cabelludo del bebé. Es por eso que muchos bebés nacen con una pequeña herida en su cabeza que no demora mucho en cicatrizar. Este método no permite obtener resultados a tiempo inmediato sino que se debe esperar 15 minutos antes de interpretar sus verdaderos resultados.

Pulxiometría fetal: Este método sirve para analizar la cantidad de oxígeno que pasa por los capilares sanguíneos de la piel del bebé. Es otro método que se utiliza bastante poco, porque resulta caro y además es invasivo para el bebé, el aparato que se utiliza se debe colocar en la espalda o en la mejilla del bebé y para poder colocarlo se debe contar con una buena dilatación del cuello uterino.