Consecuencias en la gestación cuando el padre es fumador

Durante el embarazo es muy importante que todos colaboren en nuestro entorno, sobre todo el padre y nuestros amigos, todos sabemos lo dañino que es el tabaco, por lo que el acompañamiento por parte del padre es muy importante para la futura madre.

El embarazo es cosa de dos, por lo tanto el padre fumador también es responsable durante la gestación, si el padre fuma, el bebé aunque su madre no lo haga seguirá bajo los efectos del humo, con lo que manifestamos los mismos riesgos para su salud que si la madre lo hiciera.

El padre deberá entender, que a la madre no la beneficia en nada físicamente ser una fumadora pasiva, y psicológicamente si es fumadora, le costará mucho más mantenerse al margen de este vicio si se encuentra rodeada de cigarrillos, encendedores y ceniceros.

Lo ideal es que ambos padres aprovechen esta época para dejar de fumar y apoyarse mutuamente velando por la salud de ese pequeño bebé que se está gestando, si el padre no quisiera dejar de fumar, lo más correcto sería que no lo haga delante de la mujer embarazada, puede hacerlo en algún lugar apartado, al aire libre o que sea fácil de ventilar y que la futura madre tenga poco acceso. Valdría decir lo mismo para los amigos ya que el entorno lejos del humo del cigarrillo durante el embarazo tanto para la madre como para el bebé, es fundamental.

Foto: Gracias a bentza